En 1º calculamos con el juego «pasadizo secreto»

Los alumnos de 1º de Educación Primaria descubren los números y su descomposición a través del juego que ellos mismos han llamado «El pasadizo secreto».

¡¡Con él realizan sumas de varios sumandos!!

Este juego manipulativo creado por José Antonio Fernández Bravo, está compuesto por unas cartas numéricas que permiten aprender los números del 1 al 10, adquirir el concepto de equivalencia, trabajar la descomposición y composición y jugar con las operaciones de adición y sustracción.

Las cartas «ladrillo», están compuestas por sumas de dos sumandos de una cifra. Las disposiciones de estas sumas tienen fundamentación en investigaciones sobre la simetría del cerebro para una mejoría en el cálculo. Además, hay una gran variedad de juegos para llevar a cabo dependiendo de lo que queramos trabajar. Todo esto, sumado a su diseño atractivo, da como resultado un material perfecto para estimular el desarrollo numérico y matemático, la emoción y creatividad en los alumnos.

El objetivo de este juego es que los alumnos deben expresar una suma de dos números por un solo número. A partir de una operación pueden cambiar dos números por uno, siempre utilizando lo que vemos. Así, 2+2 lo cambiaremos por la tarjeta del 4, colocándola bien encima o dando la vuelta a la carta, dejando libertad al alumno para que lo realice con la estrategia que encuentre, para llegar a la solución del reto propuesto.

«El pasadizo secreto» es el nombre que los alumnos han querido dar a este juego, porque según ellos: «¡es como un camino que te lleva a la salida y descubres el número que hay al final!»

Después de jugar manipulativamente es hora de poner retos tanto en la pizarra como en el cuaderno:

Es importante destacar que no todos realizan el reto propuesto de la misma forma, muchos de ellos en un mismo equipo cambian dos números por otro y no necesariamente debe ser el mismo proceso que el compañero de al lado. Por ejemplo, en un supuesto reto: 1+3+2+2 un alumno puede cambiar 2+3 por la tarjeta del 5 y otro podría decidir cambiar 2+2 consiguiendo el 4 y después continuando con los números restantes.

Así como todos caminando por diferentes trayectos, llegamos a un mismo destino, los niños realizan diferentes operaciones para llegar al mismo resultado.

Deja un comentario